UNAM - FES Acatlán

Drogadicción

Alcoholismo

<< Regresar

El alcoholismo es una enfermedad crónica, progresiva y a menudo mortal; es un trastorno primario y no un síntoma de otras enfermedades o problemas emocionales. La química del alcohol le permite afectar casi todo tipo de célula en el cuerpo, incluyendo las que se encuentran en elsistema nervioso central. En el cerebro, el alcohol interactúa con centros responsables del placer y otras sensaciones deseables; después de la exposición prolongada al alcohol, el cerebro se adapta a los cambios producidos por el alcohol y se vuelve dependiente a ellos. Para las personas que sufren de alcoholismo, el tomar se convierte en el medio principal a través del cual pueden interactuar con personas, trabajo y vida. El alcohol domina su pensamiento, emociones y acciones. La gravedad de esta enfermedad está afectada por factores de índole genética, psicológica, cultural y de dolor físico.

¿Qué causa el alcoholismo?

El tan sólo tomar de manera regular y consistente durante un transcurso de tiempo puede ocasionar una sensación de dependencia y síntomas de supresión durante los períodos de abstinencia; esta dependencia física, sin embargo, no es la única causa del alcoholismo. Los estudios con personas que sufren enfermedades crónicas que han tomado medicamentos contra el dolor por mucho tiempo, han mostrado que una vez la persona resiste el proceso de supresión física, a menudo pierde el deseo por las drogas que estaba tomando. Para que una persona se vuelva alcohólica, por lo general se deberán tener en cuenta otros factores biológicos, genéticos, culturales y psicológicos.

Síntomas

  • Tolerancia de los efectos del alcohol.
  • Necesidad diaria o frecuente de alcohol para su función diaria.
  • Pérdida de control con incapacidad de interrumpir o reducir el consumo de alcohol.
  • Bebedor solitario.
  • Dar excusas para beber.
  • Episodios de pérdida de memoria asociados al consumo de alcohol (ausencias negras).
  • Episodios de violencia asociados al consumo de alcohol.
  • Deterioro en las relaciones sociales y familiares y en la responsabilidad laboral.
  • Absentismo laboral.
  • Inexplicable mal genio.
  • Conducta que tiende a esconder el alcoholismo.
  • Hostilidad al hablar de la bebida.
  • Negarse a la ingesta de alimento.
  • Negar la apariencia física.
  • Nauseas.
  • Vómitos.
  • Vacilación por las mañanas.
  • Dolor abdominal.
  • Calambres.
  • Entorpecimiento y temblores.
  • Enrojecimiento y capilares de la cara dilatados (especialmente en la nariz).
  • Confusión.
  • Temblores e incontroladas sacudidas del cuerpo.
  • Cansancio y agitación.
  • Insomnio.
  • Pérdida de apetito e intolerancia a toda la comida.
  • Confusión.
  • Alucinaciones.
  • Taquicardia.
  • Sudores.
  • Convulsiones.
  • Problemas en la lengua.
  • Lacrimeo.
  • Desvanecimiento.

Complicaciones

  • Pancreatitis aguda y crónica.
  • Cardiomiopatía alcohólica.
  • Neuropatía alcohólica.
  • Varices esofágicas sangrantes.
  • Degeneración cerebral.
  • Cirrosis hepática.
  • Complicaciones de la abstinencia alcohólica.
  • Depresión.
  • Disfunción en las erecciones.
  • Síndrome fetal alcohólico en los hijos de mujeres alcohólicas.
  • Aumento de la presión arterial.
  • Incremento en la incidencia del cáncer.
  • Insomnio.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Suicidio.
  • Síndrome de Wernicke-korsakoff.

El alcohol no tendrá piedad de ti. ¡Acabará contigo!
Bueno nada más con tu hígado, tu cerebro y tu vida.

<< Regresar

---

La búsqueda tomará la frase completa tal cual sea escrita.
Feed RSS - XHTML Válido - Feed Atom - CSS Válido
2006 - 2009 FES Acatlán
Universidad Nacional Autónoma de México